Skip to content Skip to main navigation Skip to footer

Actuación ante la llegada de una embarazada a urgencias con sospecha de COVID-19

En el momento de la redacción de este documento, las recomendaciones son:

  • A toda paciente que acuda con síntomas de infección respiratoria aguda se le colocará una mascarilla quirúrgica. Es la primera medida de protección para el personal sanitario que la atiende y para la población en general.
  • El personal sanitario debe establecer de forma rápida si un paciente con infección respiratoria aguda (IRA) cumple los criterios de caso en investigación de SARS-CoV-2, sobre todo en el triaje de inicio.
  • Las pacientes que se identifiquen como casos en investigación deberán separarse de otros pacientes, se les pondrá una mascarilla quirúrgica (si no la llevaran puesta ya) y serán conducidas de forma inmediata a una zona de aislamiento. El personal que las acompañe hasta la zona de aislamiento llevará mascarilla quirúrgica.
  • Los casos en investigación deben permanecer aislados, bajo precauciones de aislamiento por contacto y por gotas. Si el cuadro clínico no lo precisa y se puede garantizar el aislamiento domiciliario, estas personas pueden permanecer en aislamiento en su domicilio, no siendo necesario un ingreso hospitalario, incluso mientras esperan el resultado de la prueba para no saturar las urgencias y no someter a la mujer a esperas innecesarias.
  • Debe tenerse en cuenta las semanas de embarazo y los potenciales riesgos para el feto:
    • Por debajo de las 24 semanas de embarazo se comprobará la viabilidad fetal y se seguirá el mismo procedimiento que para los demás pacientes;
    • Por encima de las 24 semanas se comprobará el bienestar fetal y la paciente permanecerá en observación hasta el resultado de las pruebas diagnósticas.

El control del bienestar fetal se realizará mediante ecografía y/o registro cardiotocográfico (RCTG) en función de las semanas de embarazo.

  • Los casos probables y confirmados se ingresarán en el centro hospitalario con medidas de aislamiento de contacto y por gotas. Aunque no es estrictamente necesario siempre que sea posible y se disponga de ella, y si se prevé la realización de maniobras que puedan generar aerosoles, se podrá realizar el aislamiento en una habitación con presión negativa.
  • El control del bienestar fetal se realizará en función de los criterios obstétricos y en función de las semanas de embarazo. Los equipos y material (p. ej. manguitos de tensión arterial) deberán ser desechables o de uso exclusivo de la gestante. Si no puede ser así, se desinfectará después de cada uso, tal y como especifique el fabricante.
  • Se limitará al máximo el transporte y se restringirá el movimiento de la gestante fuera de la habitación. Si ha de salir fuera, lo hará llevando una mascarilla quirúrgica.
  • Es importante reducir el número de profesionales sanitarios y no sanitarios que accedan a la habitación de la mujer infectada. Se mantendrá un registro de todas las personas que cuidan o entran en la habitación de aislamiento.
  • La habitación de aislamiento deberá contar idealmente con cama, cuna térmica, monitorización fetal (preferiblemente con puesto centralizado para evitar la permanencia constante de la matrona/obstetra), oxigenoterapia, carro de medicación (parto, puerperio, analgesia epidural, reanimación neonatal y de adulto) e incubadora de transporte.
  • De forma excepcional y si la situación epidemiológica así lo requiriera, se podrá plantear el manejo de la mujer embarazada en el domicilio si la situación clínica es buena (fiebre menor de 38ºC, sin síntomas respiratorios), y los condicionantes sociales y la vivienda así lo permiten. En este caso y con respecto a los controles del embarazo:
    • Se deberá avisar al centro que controle el embarazo de que se encuentra en situación de aislamiento.
    • No deberá acudir a las citas programadas sin haber avisado al centro correspondiente.
    • Se le recomendará no acudir a urgencias si no es estrictamente necesario. En este caso, se debería avisar antes de que está embarazada.

Bibliografía

  1. Manejo en urgencias y primera atención de pacientes con sospecha de COVID-19 Versión de 19 de febrero de 2020. https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Manejo_urgencias_pacientes_con_COVID-19.pdf
  2. Documento técnico: Manejo clínico de pacientes con enfermedad por el nuevo coronavirus (COVID-19). Ministerio de Sanidad. 18 de Febrero de 2020.https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos.htm
  3. https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov- China/documentos/Manejo_urgencias_pacientes_con_COVID-19.pdf (consultado 24- feb-2020)
  4. Pérez, M.D., González L.J. 2020. Efectos del SARS-CoV-2 sobre el embarazo y parto. Bilbao, España: Salusplay. Disponible en https://www.salusone.app/explora/descargas/efectos-del-sars-cov-2-sobre-el-embarazo-y-parto—isbn-978-84-16861-95-8 Con acceso el 28-3-2020

Was This Article Helpful?